Contaminación pone en riesgo Monumento Nacional y playas limonenses.

Jambu presenta la nota ambiental de la semana.

Isla Uvita y diferentes playas del centro de limón corren peligro.

Un lugar mágico en una zona de mucho olvido por parte de las normativas nacionales en visión de la protección ambiental y más enfocado en beneficios económicos portuarios pese a la gran riqueza cultural que se encierra, así podríamos describir a una provincia de Limón con playas únicas y Monumentos Nacionales que corren peligro hoy en día.

Esta problemática no es nueva y muchos organismos, instituciones y parte gubernamental han hecho mención al querer ayudar a la zona, promesas que de una u otra manera quedan en el olvido.

Actualmente las hermosas playas del cantón central de Limón como por ejemplo Playa Los Baños que antes era atracción para muchos turistas hoy en día se encuentra desolada, debido a la alta contaminación que no solo ha afectado a las playas sino también a Monumentos Nacionales como por ejemplo Isla Uvita.

Les compartimos este documental llamado “Fragilidad Ambiental | Isla Uvita y Cieneguita” producido por Rio documentales donde se explica detalladamente la problemática que afecta a la zona.

Sin embargo, no todo son malas noticias ya que asociaciones de playa como por ejemplo la de playa Cieneguita han querido educar a los vecinos con diferentes campañas en pro del bienestar de la zona, dentro de estas campañas se pueden citar la limpiezas de playa, campañas de reforestación, rotulación y embellecimiento de algunas sitios mayormente transitados. Movimientos que han colaborado para que actualmente la playa posea la Bandera Azul Ecológica.

Conversamos con Mike Castro del comité de Bandera Azul y presidente de la Asociación Deportiva de Surf sobre esta problemática de la zona y acá les dejamos la entrevista.

Como habitante de la hermosa provincia de Limón ¿Cuál consideras ha sido la problemática?

Mike Castro: La problematica es que muchas personas visitan la playa (Cieneguita) y dejan sus basuras y el mar por el río sigue sacando mucha basura y eso nos ensucia la playa, en relación a la Isla es un problema más macro y debe intervenir el gobierno y buscar una manera de la re-ubicación del emisario de residuos o ver que solución brindar. 

¿Quiénes ayudan a combatir este problema? 

Mike Castro: Los que nos ayudan a combatir todo esto es la UCR, la UNED, la Cruz Roja, la Fuerza Pública, la Municipalidad, la Asociación de Desarrollo de Cieneguita, la Asociación Deportiva de Surf, la Escuela de Fútbol Mixta del Caribe, programas de TCU de diferentes universidades que colaboran en los diferentes proyectos que tengamos, la empresa de relleno sanitario EBI aporta el camión para diferentes limpiezas o actividades. 

“Estamos trabajando bajó un cronograma con el ICT y muchas entidades que nos están apoyando y queremos un cambio para preservar nuestras playas y compartir buenas practicas ambientales con las nuevas generaciones ya que como habitante de la zona me duele ver cómo contaminan nuestras playas y ecosistemas, lo peor aún que el gobierno ha sido participe, donde no se ha educado a la población”.

¿Qué otras campañas o planes tienen para colaborar a otras playas o la Isla Uvita? 

Mike Castro: De momento lo que podemos hacer es conciencia y educar a las personas en nuestra playa (Cieneguita) ya que los otros lugares es correspondencia del gobierno o asociaciones locales, sin embargo, tenemos una campaña de limpieza de la isla en el mes de agosto y estamos viendo la manera para captar más ayuda y apoyo de personas para dicha limpieza que es necesaria a este lugar que esta en completo abandono. 

Existe un proyecto llamado Limón Ciudad Puerto que posee diferentes puntos a resolver en su lista de pendientes dentro de estos se encuentra el tema de la isla que promete una restauración y buscar convertir el lugar en un centro histórico y turístico que pretende atraer recursos para todo Limón.

Sin embargo, se desconoce que sucedió con el tema y en cambio aquella Ley de Patrimonio Histórico-Arquitectónico de Costa Rica, y que el Estado y la municipalidad estén obligados a conservarla en buen estado ha quedado en el olvido.

Redacción y medios: Enrique Hernández