https://www.reef.com/blog/Kai-Otton-Spotlight.html

Costa Rica se mantiene a paso lento para eliminar el plástico.

Jambu presenta la noticia ambiental de la semana. 

Reservas de ley frenan la prohibición total del uso del plástico en nuestro país. 

En nuestro país se utiliza alrededor de 110 toneladas diarias de plástico donde por lo general estas son desechadas luego de su primer uso, y es que este tema es muy preocupante debido a que este material causa innumerables daños al medio ambiente y con urgencia se necesita  encontrar más propuestas y cambios legislativos amigables con el ambiente para hacer una modificación en las empresas para reducir el consumo de plásticos de un solo uso.

Las iniciativas actuales buscan incentivar pero no a realizar ningún recargo económico ni ha prohibir el uso del plástico. Mientras que en 20 países, incluido nuestro país vecino Panamá ya existen prohibiciones a este tema.

En Panamá se anuncia con alegría que será el primer país de América Central en prohibir el uso de bolsas plásticas en establecimientos comerciales, ayudando a la reducción de la basura marina que se dirige al Océano Pacifico y el Mar Caribe.

La problemática al uso de plástico que termina en las costas recae en que los océanos están muriendo debido al uso de este material al punto de que se ha verificado con la velocidad actual de consumo que para el 2050 habrá más plástico que peces en el mar.

Sin embargo todo esto parece no importar pese a que instituciones en pro del cuido del océano como por ejemplo MarViva han informado que debido a la reserva de leyes existentes no es posible establecer prohibiciones o limitaciones a la utilización de este material en los comercios.

“No tenemos normativa que prohíba el consumo generalizado del plástico o que establezca restricciones con un valor económico determinado en busca de una menor utilización posible, donde este recargo económico podría ser una salida alternativa para no tener que establecer una prohibición total.”   Afirmó Walter Brenes abogado en derecho público y derecho ambiental. 

El año anterior se logró realizar un avance en un proyecto de ley que busca prohibir la entrega de bolsas plásticas gratuitas en los comercios. Sin embargo; el plazo para entrar en vigencia es de cinco años.

Pese a esto no todo es desalentador ya que grandes empresas han tomado decisiones para aportar su grano de arena en ayuda a la reducción del plástico, sumado a una propuesta impulsada por el Minae, el Ministerio de Salud, MarViva, Fundación CRUSA y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Cámara Nacional de Comerciantes Detallistas y Afines (Canacodea) en donde se busca sustituir el consumo de plástico por productos más renovables.

Además cámaras de turismo como por ejemplo la del cantón de Osa han decretado eliminar todo el plástico de sus comercios. Buscando ser la primera cámara de turismo sostenible de Costa Rica.

El plástico es sumamente dañino para el medio ambiente y posee un periodo de biodegradación de hasta  1.000 años, por ende es urgente un proyecto que atienda esta problemática de manera real y acompañar con alternativas renovables el cambio a corto plazo.

Redacción y Medios: Enrique Hernández