Detrás de cámaras con Carlos Muñoz

Quiksilver presenta la sección de la semana. 

Surfista nacional nos habla sobre su nueva etapa como padre. 

Reconocido mundialmente por su carisma y amabilidad que reflejan el principal lema de Costa Rica: el pura vida.  Oriundo  de la hermosa playa de Esterillos Oeste del Pacífico Central de nuestro país, que desde muy pequeño demostró sus grandes condiciones a nivel nacional para luego hacerlo fuera de nuestras fronteras.

Hablamos de Carlos Muñoz un tablista que ha representado  de gran forma el surfing costarricense en diferentes eventos alrededor de todo el orbe.  Sin embargo, muchos conocemos las grandes actuaciones de “Cali” pero lo que pocos saben es que este gran atleta nacional en este 2018 se encuentra en una etapa muy importante en su vida tras convertirse en padre de una hermosa niña de nombre Leah.

Muñoz compartió un poco más sobre esta experiencia con Surfing Republica y nos dejó muy en claro que ser padre vale más que cualquier cosa en el mundo.

¿Qué siente Carlos Muñoz en este momento tras ser papá?

Bueno, no era como yo me imaginaba es una etapa más que  increíble. Sin duda alguna ver a Leah al despertarse cuando duerme, cuando sonríe, cuando solo está ahí es la mayor bendición que una persona puede tener, te das cuenta de cuanto amor en realidad cada persona tiene para dar es conectar el sentimiento del alma con el mundo exterior. Es simplemente mi vida.

 

¿Cómo es la vida día a día en esta etapa de ser padre?

La etapa de día a día es sorpresa tras sorpresa, cada sentimiento que se te despierta  como padre ver cómo va desarrollándose es inimaginable hasta que lo vives en carne propia.

 

¿Ser padre se ha convertido en una motivación extra para dar lo mejor de vos en el surfing?

Siempre he procurado dar lo mejor de mí, pero tener un hijos es tener la luz de Dios en tus manos, ese amor, ese fuego que se enciende en tu ser te lleva a dar sin límites y sobrepasar cuando pensabas que estabas dando el máximo. Como le repito es mi vida, es mi princesa.

 

¿Cómo harás cuando tengas que viajar para competir fechas QS y no puedas ver a tu hijo y tu pareja?

Es bastante difícil, pero creo que todos pasan por lo mismo, siempre hay un sentimiento de vacío y de tristeza por preocuparse del futuro que podría pasar si es la última vez que los veo, pero bueno hay que buscar el arroz y los frijoles y seguir el sueño de uno también para que la familia esté bien siempre de la mano de Dios pidiéndole sabiduría y sobre todo fortaleza porque de ambas partes se hace difícil.

 

¿Te gustaría que tu hijo siguiera tus pasos como surfista y representar al país?

Honestamente, sería increíble que compartiéramos la misma pasión, yo he visto el surfing no solo como un deporte para sobresalir y representar sino también como un deporte espiritual que te conecta con la naturaleza y te hace mejor persona cada vez que sales del agua es un templo hasta para conectarte con Dios. Creo que sería increíble apoyarla en lo que ella quisiera sin presionar pero no hay duda que me encantaría también pudiera surfear.

Redacción y Medios: Enrique Hernández